Antonio de Bajil

Fotografía de Antonio de Bajil

Lo que más me gusta de subir a El Sabinar es el estar con la gente y sus costumbre de antes.

El tiempo avanca muy rápido. Murcia ya es una ciudad Europea donde la ciudadanos viven mas o menos como en el resto de Europa. Todo el mundo tiene una tele, ordenador, Internet y compra su comida en los supermercados, sin pensar en los aditivos ni en el origen de los productos adquiridos.

Sin embargo en los pedanías de Moratalla la vida va menos deprisa. La TDT llega con mucha dificultad, hay problemas de cobertura en los móviles y no llegan los periódicos ni las revistas de la prensa rosa.

Hay también una tranquilidad agradable que te deja olvidar un momento el estrés de la vida cotidiana de la ciudad. Y también importante: aire fresco para respirar y limpiar los pulmones.

En realidad lo raro es que nadie quiere vivir allí. Preferimos vivir en nuestras pequeñas jaulas de hormigón, peleándonos con los vecinos de al lado sobre tonterías. Respirar carburantes quemados de los vehículos que no encuentran sitio donde aparcar. Aguantando unos políticos corruptos con ideas feudales que nos hacen la vida imposible.

En la foto, unos de esos héroes de la altas montañas. Vive en Bajil, pedanía de Moratalla con 6 habitantes. Don Antonio, muy conocido en media Murcia y Albacete, y su mujer viven del ganado y las cosechas de los terrenos de sus amos en un lugar paradisíaco.