Primer tramo camino de la Cruz de Caravaca

Peregrinación a Caravaca de la Cruz.
Volver pagina principal
Fotografías primer tramo:

Santo Ángel – Contraparada (4 febrero 2017)

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT11

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT12

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT13

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT14

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT15

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT16

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT17

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT18

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT19

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT110

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT111

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT112

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT113

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT114

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT115

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT116

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT117

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT118

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT119

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT120

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT121

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT122

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT123

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT124

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT125

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT126

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT127

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT128

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT129

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT130

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT131

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT132

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT133

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT134

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT135

 

Primera etapa a Caravaca 2017

FT136

Volver pagina principal

 

La Contraparada es una presa de 208 m de longitud 8 m de altura y hasta 50 m de anchura, que ocupa una cerrada natural en el curso del río, esta orografía favorece la retención y elevación de las aguas del Segura para su distribución a través de dos acequias mayores, Aljufia y Alquibla que riegan respectivamente los Heredamientos del Norte y Mediodía, y que a su vez se ramifican en un denso entramado de azarbes, brazales, ladronas, meranchos y cequetas que riegan toda la Huerta de Murcia, paisaje que se halla en un lento trance de desaparición.

Es más que probable, el origen musulmán de la obra, esta se erigió durante el siglo X, en tiempos de Adberramán III y su hijo Al-Haquem. Parece ser que su construcción obedece a dos motivos, atenuar las devastadoras crecidas del río y producir la sangría de su caudal con fines económicos, en definitiva una grandiosa obra de ingeniería, quizás de las obras hidráulicas en funcionamiento mas antiguas del mundo. La presa en su origen se cimentó sobre un lecho de piedra y arena con estacas, atochas de esparto y tablas ensambladas, lo que la hacia muy vulnerable. Hasta 1494, tras una fuerte crecida, no se empezó a utilizar una cimentación de cal y canto de la que sobresalían unas gradas. Fue destruida totalmente en la riada de San Calixto (1651), y reconstruida en piedra y mortero, en etapas sucesivas, hasta alcanzar la estructura que tiene hoy, que data del XIX.

La presa tiene 4 planos inclinados que se sitúan como contrafuertes los unos de los otros y por lo que resbala el agua una vez superada la corona de la presa. Su esquema actual es idéntico al trazado musulmán, Al-Himyari ya describió que las dos acequias mayores, una a cada extremo de la obra eran subterráneas en su primer tramo y recogían la misma cantidad de agua.